Hermosa villa de 550m2, recién reformada, al lado de Cala Canyelles, una de las mejores playas de la Costa Brava. La parcela de 2000m2, con piscina, jardín y parking privado, se encuentra en una tranquila zona residencial, ideal para familias con niños. La casa tiene 9 espaciosos dormitorios (con baño completo y TV), y puede alojar cómodamente hasta 26 personas.

La Villa ha sido completamente reformada en 2019 y dispone de todas las comodidades. Dispone de un gran salón con proyector y TV, amplia cocina totalmente equipada, zona de comedor interior y exterior y dos terrazas.


La piscina tiene un tamaño de 13×7 metros y está vallada para garantizar la seguridad. Hay también un lavabo completo al que se accede desde la zona de la piscina. 


En la zona exterior hay también una gran barbacoa y una sala cubierta con dos lavadoras-secadoras y espacio para tender. La Villa tiene aparcamiento con capacidad para 8 vehículos.

Descubre las habitaciones

La casa puede reservarse desde 8 hasta 26 camas.

A menos de 100 metros de la casa encontramos el centro deportivo C. E. Canyelles, con piscina, pistas de tenis y padel, bar y restaurante.

Actividades gratuitas para los huéspedes de la Villa:
Tenis, padel, kayak, paddle surf, patines y gimnasio (previa reserva, según disponibilidad y horarios).

Ir a actividades y servicios

Contacta con nosotros sin ningún compromiso y organiza tu estancia, eventos o celebraciones a medida.

Ver Disponibilidad y reservas

LA COSTA BRAVA.

Situada en la provincia de Girona, estra franja litoral de más de 200km se extiende desde Blanes hasta Portbou, en la frontera con Francia. 
La Costa Brava destaca por su agradable clima mediterráneo, por el color de sus aguas y por la gran variedad de calas íntimas escondidas entre acantilados y rodeadas de vegetación, accesibles por mar, o a través de caminos de ronda que rodean el litoral. Además, el encanto de sus pueblos de pescadores, la generosa cultura histórica, sus numerosos y variados espacios naturales y la autenticidad de su gastronomía, hacen que la Costa Brava sea una región con mucho que ofrecer.

CALA CANYELLES.

Cala Canyelles, rodeada de acantilados llenos de pinos, es una playa de arena gruesa y blanca, de unos 400m dividida en dos por unas grandes rocas. La playa dispone de duchas, lavabos, servicios para disfrutar de deportes náuticos, alquiler de hamacas y sombrillas, puesto de vigilancia y socorrismo en la temporada de verano y un pequeño parque infantil con columpios y toboganes. Gracias a todos estos servicios y a la limpieza y calidad de sus aguas, cuenta con el distintivo de bandera azul.